687 614 916

Atención al cliente

687 614 905

Atención al cliente

687 614 916

WhatsApp

Transporte

a toda la peninsula

¿VACIAR LA PISCINA O CUBRIRLA DURANTE EL INVIERNO?

¿VACIAR LA PISCINA O CUBRIRLA DURANTE EL INVIERNO?

20 Sep 2021

Cuando acaban los meses estivales, las piscinas exteriores necesitan un mantenimiento. En este momento, se pueden tomar dos decisiones: vaciar la piscina o cubrirla para mantenerla.

En estos meses de temperaturas bajas, es muy importante que la piscina esté cuidada en buenas condiciones, manteniéndola limpia y sin riesgo en su estructura.

 

Cuando las temperaturas bajan, hacemos un uso mejor de la piscina y llega el momento de decidir qué mantenimiento llevaremos a cabo.

¿Es necesario vaciarla sí o sí? La respuesta es NO. No es necesario hacerlo, siempre y cuando la cuides y la dejes en buenas condiciones para cuando llegue el verano siguiente. Aún así, hablaremos de las ventajas y los inconvenientes de cada una de las dos opciones.

 

VACIAR LA PISCINA.

Esto significa eliminar por completo el agua de la piscina. Es un paso imprescindible para limpiar y desinfectar la piscina en profundidad, reparando así las posibles grietas que se hayan podido producir. Sin embargo, si la piscina no necesita ninguna de las cosas anteriores, vaciarla al completo es un gasto innecesario y un trabajo que podríamos ahorrarnos.

Además, si la piscina está vacía durante un largo tiempo corre el riesgo de sufrir grietas debido a la presión de la tierra sobre las paredes. Junto a esto, la perdida de agua cada año y el gasto al vaciarla.

Un caso en el que es recomendable vaciarla es en aquellas zonas donde en invierno sea normal que se produzcan heladas, puesto que esto puede causar grietas o fisuras. Si no es algo común, pero queremos evitarlo por si sucede, es posible amortiguar la presión del hielo colocando un flotador en la superficie del agua. Al estar siempre en movimiento, evitará que el agua se hiele.

 

CUBRIR LA PISCINA.

Es la opción correcta, es decir, dejarla llena durante el invierno con un mantenimiento mínimo. Lo recomendable es dejar el nivel del agua a 2/3 de su volumen habitual, dando lugar así a una piscina limpia y en buenas condiciones sanitarias para cuando volvamos a usarla otra vez.

El nivel de cloro que necesita durante la temporada que está tapada no en necesario que sea elevado, pero es necesario que se siga utilizando la depuradora para que esta procese el agua y la deje limpia.  También hay que limpiar los cestillos, el skimmer y el filtro de la depuradora de forma rutinaria para evitar así la acumulación de suciedad, incluso estando tapada.

Junto a todo esto, hay que comprobar que el nivel de pH es el adecuado, añadiendo así los productos correspondientes para evitar la descomposición del agua y, además, convertir la zona de la piscina en segura para los más pequeños y las mascotas.

Por último, si la piscina está bien cubierta, nos permite ahorrar en energía, apagando así el motor de la circulación cuando hay mucha suciedad en el exterior.

 

 

Productos relacionados